contacto  |   perfil  |   política  |   poesía  |   links  |   inicio  |  
 

 

Las posibilidades de la blogósfera para las RRPP en los países hispanohablantes

A pesar de ser la segunda lengua más hablada en el mundo, el español está a años luz de tener una presencia similar en el mundo internet. Esta situación puede trasladarse perfectamente a la blogósfera.

Apenas un par de medios de comunicación iberoamericanos ofrecen RRS: el diario español El Mundo y el argentino Clarín. Aunque los blogs se están volviendo visibles en los medios de comunicación y están comenzando a convertirse en un tema de investigación, aún es cosa de pequeños grupos “evangelistas”, quienes promueven su uso… pero esto puede cambiar en poco tiempo.

Frente a este gran reto, los profesionales de las relaciones públicas de habla hispana tienen que ver las enormes oportunidades que otros colegas, fundamentalmente quienes tienen el inglés como su lengua materna, aprovechan para sus clientes, sus empresas e, incluso, para ellos mismos.

Quizás sea más fácil aceptar para un anglosajón, con una cultura diferente, que para entrar en la blogósfera hay que bajarse del pedestal en el que piensan que deben situarse los líderes y acercarse a miles de personas de una manera directa y sin cortapisas.

Se me hace difícil creer que un político, un alto funcionario o un directivo mexicano, español, peruano o argentino, acceda a escribir un blog directamente. Es más, salvo sectores y casos puntuales, la utilización de los blogs para mantener una comunicación fluida con sus diferentes públicos sigue siendo limitada entre partidos políticos, gobiernos e incluso a nivel empresarial.

En los últimos años, ha sido un gran avance que los líderes hayan visto las ventajas que significa tener una página web y la hayan incluido en su campaña de comunicación.

Sin embargo, para algunos sectores de la población de habla hispana, el mundo de internet aún les es ajeno, difícil y caro, por lo que descartan su uso para comunicarse… y la blogósfera ofrece justamente lo contrario a todo eso: es un medio cercano a la gente, de un manejo bastante sencillo y con un coste muy reducido que, aprovechándose de los recursos que pueden encontrarse en innumerables sitios web, puede ser prácticamente gratuito.

En este sentido, es fácil hablar de que los blogs pueden convertirse en un elemento “democratizador”, con unas posibilidades para cambiar la relación tradicional entre las fuente y los medios con el público.

Los blogs harán posible el “periodismos participativo”, con el que podrán acercarse los problemas de gente de la calle a otras personas con sus mismas dificultades y preocupaciones. Las posibilidades son interminables en sociedades muy dadas a la falta de transparencia en el actuar del gobierno, de las grandes empresas e incluso con medios de comunicación con débil credibilidad.

De hecho, ya está sucediendo en varios países de habla hispana, al igual que en el mundo anglosajón, una explosión de canales que ofrecen información alternativa a la que contienen los medios tradicionales. Están surgiendo miles de blogs que reflexionan, califican y denuncian, no sólo las actuaciones gubernamentales o de los partidos políticos, sino productos, servicios o los planes que muchas empresas llevan a cabo.

Asimismo, entre las pequeñas y medianas empresas, es posible que los blogs puedan ser vistos como la posibilidad real de acceder a internet, sin necesidad de destinar una gran cantidad de recursos ni a tener que depender de informáticos que no necesariamente saben del negocio o que incluso no conocen de comunicación.

Quizás aquí esté el meollo del asunto. Por estos motivos pienso que hay muchas posibilidades por explotar en los blogs por el sector de las relaciones públicas en los países hispanohablantes.

Es posible que en un medio plazo los blogs hispanos alcancen la misma importancia que están ganando poco a poco, pero firmemente, las bitácoras de autores en países como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá o Australia.

Ahora mismo, se me hace difícil creer que blogs realmente independientes, es decir, aquellos que no sean parte de importantes grupo de comunicación o que no estén escritos por periodistas adscritos a grandes redacciones que mantienen sus bitácoras de forma paralela a su actividad principal, sean acreditados como medios en actos de importancia como campañas de partidos políticos como ya está sucediendo en EEUU y próximamente en Reino Unido.

En este sentido, el sector de las RRPP en los países hispanos debe estar preparado para obtener el mayor provecho de este fenómeno.

¿Cómo? Me atrevo a establecer unas líneas de actuación.

* Detectar aquellos blogs que tienen un buen nivel de visitas y ordenándolos por categorías: tecnología, política, medios, etc. Esto ya lo están haciendo directorios como Bitácoras.net, Blogdir.com, Blogsmexico.com, Blogalia.com, por mencionar algunos. Habrá que estar abiertos a ver todo tipo de bitácoras y saber que habrá ocasiones en que no compartamos los puntos de vista de los autores, pero que es importante que contemos con ellos.

Pongamos el caso de las páginas web sobre videojuegos. Hay ocasiones en que niños con apenas 12 años se convierten en verdaderos líderes de opinión, que son capaces de destrozar el lanzamiento de un nuevo juego en el que se invirtieron miles o a veces hasta millones de euros.

* Adentrarse a la blogósfera con el objetivo de conocer el nuevo medio, sus herramientas, sus posibilidades y limitaciones, así como los autores más conocidos, aunque no sean de habla hispana.

Puede parecer una obviedad, pero hay muchas personas que nunca habrán oído hablar de RSS, Feeds, Posts, pero tampoco de bitácoras, sindicación de contenidos, enlaces, ni nada por el estilo.

Un consultor de relaciones públicas no puede sugerir a su cliente que lance un blog sin haberle informado previamente de todo lo que tiene que saber para tener éxito y, sobre todo, no se puede dar el lujo de no saber responder a una pregunta que se le plantee sobre la blogósfera.

* Antes de lanzar un blog corporativo o institucional se debe tener una estrategia clara de lo que se busca trasmitir y entender que el medio tiene su “net-etiqueta”, es decir, sus códigos propios, lo que tiene implicaciones desde la asiduidad, las fuentes, la forma, el tono de la comunicación… y, por supuesto, la respuesta del público.

Nos podemos encontrar que una buena idea puede dar resultados mediocres si se eligen las tácticas inadecuadas. En este sentido, un blog es una herramienta más entre todas las disponibles para las relaciones públicas. Eso sí, ofrece unas posibilidades únicas que otras no tienen.

* Hacer que el blog sea relevante, pero no olvidando que se trata de una bitácora. Hay quien sigue pensando que los blogs son diarios de adolescentes, en parte porque es verdad y no tiene nada de malo, de ahí la flexibilidad del medio.

Por eso, en el momento de lanzar un blog, hay que encontrar un equilibrio entre las características del medio con los objetivos de la organización. No se puede poner posts sin sustancia, ni esperar demasiado a actualizar la bitácora.

En este sentido, si una empresa no tiene la capacidad para mantener una comunicación continua con su público, ya sea por razones estratégicas, por limitaciones legales o de otro tipo, quizás una página web cumpla mejor con sus objetivos.

* Advertir que los resultados pueden ser a medio plazo. Es uno de los principales retos a los que se debe enfrentar cualquier profesional de las relaciones públicas, no sólo con los blogs, sino utilizando cualquier herramienta.

Quizás en el caso de las bitácoras el reto sea mayor por la novedad del medio y, en el caso de algunos países iberoamericanos, por la baja penetración de internet.

* Ser “evangelistas” de los blogs. No sólo hay que conocer el medio, hay que ser parte de él. Esta es la única manera en la que se podrá ofrecer a los clientes una consultoría adecuada. No se trata de ser un gurú con miles de visitas al día, pero sí de estar familiarizado con la blogósfera, de conocer el quién-es-quién. La única manera de persuadir a alguien es estando convencido de aquello que se predica.

La mejor tarjeta de presentación de un consultor que sugiera utilizar las ventajas de un blog para una organización debe incluir, además de su email, la dirección de su bitácora.

Habrá muchas más cosas que hacer, pero este puede ser un buen comienzo para el sector de las relaciones públicas hispanohablante, que tiene que ver a los blogs como una herramienta con un potencial enorme.

Aún está por verse si el fenómeno que la blogósfera representa para algunos países se extiende al resto del mundo. La aún baja penetración de conexión de internet en los hogares de los países latinoamericanos, una incipiente cultura del uso de las nuevas tecnologías de la información y una manera distinta de entender las relaciones sociales, serán los principales condicionantes para que este fenómeno se extienda como en los países anglosajones o puede que surja un movimiento diferente que todavía no ha explotado. Ya veremos.. aunque lo mejor es que nos vayamos preparando.

Todos los derechos reservados - Octavio Isaac Rojas Orduña.

Colaboración para la Global PR Blog Week 1.0.

contacto


ELATED PageKits © 2002 ELATED.com/PageKits.com